• Mujeres. Música. Magia.

¿Sufrís violencia o conocés a alguna compañera que está pasando por eso? Acá te contamos qué hacer.


La violencia hacia las mujeres se puede expresar en muchos espacios y de muchas formas distintas. A veces creemos que solo se da en dinámicas de pareja, pero no es así.


Por eso, hoy queremos compartirte herramientas, tanto para identificar la violencia hacia las mujeres, como los mecanismos de denuncia disponibles en el país.


Primero, debemos saber que en el país existe una Ley de Penalización de la Violencia Contra las Mujeres; uno de los grandes logros del movimiento feminista y el movimiento amplio de mujeres de Costa Rica, luego de años de lucha por conseguirla. La ley existe desde el 2007. Si lo pensamos, es poco tiempo, por lo que no es de extrañar que no todas estemos familiarizadas con sus detalles, ni que sepamos que existe un mecanismo legal que nos protege; o que quienes ejecutan la ley se encuentren poco sensibilizados a su aplicación, y de esto hablaremos más adelante.


De acuerdo a esta ley, tenemos 4 tipos de violencia:

  • Física: Femicidio o restricciones a tu libertad de tránsito;

  • Psicológica: Uso de amenazas, intimidación, chantaje, persecución, acoso para obligarte a mantener una relación o hacer algo que no querés, amenazas sobre tus bienes, los de tu familia o de personas allegadas;

  • Sexual: Violación, explotación sexual, conductas sexuales abusivas, dolorosas, obligarte a ver actos con contenido sexual, etc.); y

  • Patrimonial: Cuando una pareja limite, prohíba o impida tu administración de tus bienes, te los quiten ilegítimamente, les haga desaparecer, te haga un fraude, te quiten tus ganancias de una actividad familiar o exista una dinámica de explotación económica).


La ley en su momento contemplaba que estas violencias se daban principalmente en dinámicas de matrimonios o uniones de hecho; sin embargo, hoy sabemos que también se dan en otros espacios dentro y fuera del entorno familiar. Por eso es importante que los sepamos reconocer. Aquí te dejamos en este enlace. Es el acceso al documento completo para que lo podás consultar cuando considerés necesario. También, acá podés encontrar guías para evaluar si estás viviendo una situación de violencia.


Una vez que has identificado que vos o alguna persona cercana vive una de estas situaciones de violencia, es necesario hacer un proceso de introspección y reconocimiento para reunir las fuerzas necesarias para dar el siguiente paso, que es la denuncia.


Si estás siendo víctima de un acto de violencia, es importante que sepás que ante una emergencia, el primer contacto es con el 9-1-1. Aquí solicitás el apoyo de la línea INAMU e inmediatamente se activan los protocolos para apoyarte.


Como has visto en los últimos días, el sistema judicial aún está lleno de estereotipos y prejuicios, lo que dificulta el proceso de denuncia para las víctimas, ya que son obligadas a contar sus vivencias tantas veces que este se vuelve traumatizante, y eso es lo que conocemos como revictimización. Nos encontramos viviendo las violencias constantemente mientras queremos salir de ellas. Es por esto que, además de encontrar tus fuerzas para seguir con el proceso, es importante que no estés sola. No siempre es fácil de lograr, pero hacéte acompañar de una amiga cercana o una persona de confianza tuya. Si la vivencia de violencia no es tuya, entonces vos podés ser ese apoyo para alguien más.


En el país contás con la Delegación de la Mujer del INAMU, un espacio donde podés acceder a acompañamiento psicológico, legal y de trabajo social, en caso de necesitarlo. En la “Dele” te van a asesorar en cómo realizar la denuncia y te van a dar el apoyo necesario. Es importante recordar que la prioridad para una institución pública es atender a las mujeres en situaciones de mayor vulnerabilización, como aquellas que no tienen suficientes recursos económicos, para pagar apoyo legal o psicológico, por lo que si vos tenés los medios para acceder a esto por tu propia cuenta, lo mejor es cederle el espacio a otra mujer. La “Dele” tiene un horario de lunes a viernes de 8 a.m. a 4 p.m., y en estos tiempos de emergencia de salud también podés llamar al 2527-3716.


Si considerás que no es necesario solicitar apoyo al INAMU, podés denunciar directamente en las diferentes oficinas del Poder Judicial, específicamente cuando hablamos de violencia doméstica. En caso de que querás denunciar una situación de violencia sexual, y desconocés al agresor, podés denunciar en el OIJ. En estos casos, es importante recordar siempre solicitar la aplicación del Protocolo de atención integral de violencia sexual (antes de las 72 horas de que haya sucedido la violación). En este enlace podés ver los contactos del Poder Judicial disponibles.


La violencia machista tiene un impacto físico y emocional sobre los cuerpos feminizados y de las mujeres. Por eso es tan necesario solicitar apoyo y acceder a espacios de sanación (dentro y fuera de la Institucionalidad), donde podamos compartir nuestras experiencias y encontrar acuerpamiento para salir de esta situación. Recordá: Vivir sin violencia es un derecho.


También te recordamos que podés contar con nosotras; no estás sola. Si requerís asesoramiento podés contactarnos por nuestras redes sociales, Facebook, Twitter o Instagram, y te ayudaremos a resolver tus dudas.


Ni una menos.


Vivas nos queremos.


Ni Una Menos Costa Rica nace como movimiento en el año 2017, como una necesidad de un grupo de mujeres y cuerpos feminizados feministas, y como respuesta al llamado internacional de sumarse al Paro Internacional de Mujeres que se estaba organizando ese año para el #8M. NUM CR actualmente es una colectiva que busca visibilizar la violencia machista y patriarcal que vivimos en Costa Rica, así como promover una lucha feminista interseccional; reconociendo, visibilizando y luchando contra todas las formas de discriminación, dominación y opresión que viven nuestras cuerpas día a día.


Podés seguir a Ni Una Menos CR en Facebook, Instagram o Twitter. Fotografía de Rebeca Jiménez.


Si querés recibir en tu correo más historias de mujeres poderosas que estén luchando por un cambio en la sociedad y que inspiren a otras a hacer lo mismo, suscribite al newsletter de Círculos 3:33 aquí.

Con el apoyo de:

© 2020 derechos reservados Denoka Producciones, S.A - Hija de Tigre, S.A.