• Mujeres. Música. Magia.

Es Amor


Mi corazón se llenó de alegría aquella tarde hace unos meses, cuando recibí la llamada de mi colega músico Daniel Patiño. La invitación era poner mi voz para cantar una historia de amores que fueron prohibidos y ya no lo son más. Mi respuesta inmediata fue ¡sí, gracias! Pues es un honor poder relatar con mi voz un tema que representa tanto para nuestra comunidad.


Lo que pasa es que la historia de nosotros los diversos ha sido una historia de amor y lucha, esa ha sido la constante, estas dos siempre de la mano. Amor que a capa y espada, contra viento y marea le ha tocado defender su libertad. Siempre a sabiendas que el sabor quizás sea agridulce, pues disfrutar su dulzura, la gran mayoría de veces implica atravesar muchas dificultades y dolor.


El hecho de que la llamada a participar en esta canción sea para celebrar, me conmueve profundamente. Sobre todo al darme cuenta de la suerte que tenemos de vivir en este momento en el que presenciamos la caída de un muro inmenso, un muro que nos separaba de tantos de nuestros derechos, pero sobre todo el derecho primordial de poder amar libremente. La caída de ese muro fue el sueño de muchas generaciones y es gracias a esas personas quienes pusieron alma y cuerpo en la lucha, que hoy presenciamos este hito. Siento y lamento desde lo profundo que esta historia haya sido escrita con tanta sangre, persecución y odio. Pero estoy segura que tanto hoy como mañana, sabremos tomar de esta memoria histórica el valor y el coraje para no dar nunca un paso atrás. Pienso en mis ancestros y levanto la copa en su memoria, el compromiso es nunca olvidar y jamás renunciar al amor.

Con esta canción ES AMOR, celebramos un año de la entrada en vigencia del matrimonio civil igualitario en Costa Rica. Pero mientras celebramos, la lucha sigue, porque que aún nos duele, aún existen muchas personas violentas, groseras que emiten criterios hirientes sin empatía alguna. Aunque a veces nos hierva la sangre, transformamos esa rabia en algo más luminoso, en fuerza para defender y seguir adelante disfrutando de la libertad de ser y amar.


Hay que reconocer que somos una comunidad valiente. Pues darse la libertad de amar a un alma más allá del estuche, requiere una fuerza inmensurable, es una prueba de amor propio que muchas veces conlleva poner al mundo en nuestra contra. Desafiar el marco de lo permitido es un camino que precisa mucho valor y aunque trae desencuentros y tristezas, también trae la paz y la gratificación de ser auténtico y fiel con uno mismo.


En este camino hermoso se gana muchísimo, pero la verdad es que también se pierde bastante, generalmente lo que más se pierde es tiempo. El tiempo que se gasta en procesar, asumir, aceptar, perdonar, ya que este proceso puede tardar años, décadas o incluso puede nunca existir esa reconciliación. Estas diferencias ideológicas que han separado a personas de su propia esencia o que han separado familias y amistades, diferencias que dividen un país, que despiertan odio y antipatía; tan solo prolongan la inequidad y la falta de respeto hacia la libertad de las personas.


Esta canción y el videoclip que la acompaña me sacan lagrimitas, me permiten abrir el pecho, sacar la voz y cantar mi historia y la de muchas personas como yo.

Me identifico montones, pues yo me he dado la libertad de amar almas sin importar el cuerpo que las contenga. Mi fuego lo ha encendido tanto un hombre como una mujer y puedo decir que ambos arden de la misma manera. Brotan del mismo lugar, desde lo más profundo del corazón, atraviesan los mismos sentimientos y la misma pasión.


Habiendo sobrepasado los retos y dificultades, con orgullo y sin miedo hoy lo puedo decir abiertamente mientras lo disfruto plenamente al lado de mi compañera.


En Costa Rica celebramos que esto ES AMOR y no lo podrán romper.

María Fernanda Sáenz es la cantautora, intérprete y productora musical del proyecto Maf É Tulá. Quince años de trayectoria, visitando con su música y su espíritu mochilero más de quince países en Latinoamérica y Europa. Logrando concretar cuatro producciones discográficas y varios sencillos. Fiel a su creatividad y su visión orgánica de la música, logra impregnar sus creaciones con sonoridades del mundo y temas de conciencia social.


Podés seguir a Maf É Tulá en Instagram y Facebook.

Si querés recibir en tu correo más historias de mujeres poderosas que estén luchando por un cambio en la sociedad y que inspiren a otras a hacer lo mismo, suscribite al newsletter de Círculos 3:33 aquí.


106 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo