Cómo me Conecté Conmigo Misma



¿Qué es para vos paz interior?


¿Como podés moldear tus días para aproximarte a esa paz interior?


Llevo varios años trabajando conscientemente en conocerme, encontrarme y vivir la versión más autentica de mí misma, una que me acerque a mi paz interior.


Esto te puede sonar trillado y hasta complejo, tal vez te identificás con mi misma búsqueda o simplemente no sabés por dónde empezar.

Aquí les contaré una parte de mi historia y como, poco a poco, diseño mi vida para lograr vivir balanceando todas las partes que forman la persona que soy: Mujer, mamá, emprendedora, esposa, atleta, hija, amiga, estudiante, líder, etc y yo escojo ver estas palabras, no como moldes, al contrario, sino como definiciones que me expanden. Yo elijo que todos estos adjetivos me alivianen la vida, es decir, no me pesan, ni me obligan a nada.


Estoy segura de que todas tenemos una idea de qué es ser mamá, empresaria o hermana, pero ninguna va a ser igual a la otra, nuestro poder radica en que todas somos diferentes y tenemos nuestra capacidad de elegir cómo nos vamos a desempeñar en estas funciones. Todo empieza por el autoconocimiento para poder trazar lo más claro posible esa vida que querés tener.


Hace 2 años decidí crear para mí un espacio específico de auto conexión, el cuál me permitió darme la libertad de analizar, con genuina curiosidad y sin juicio, como quería que fuera mi vida, mi día a día, mi presente y mi futuro. Con esta introspección que incluyó muchas conversaciones y muchos silencios, lágrimas y sonrisas, libros, meditaciones y consejos fui capaz de llegar a la conclusión de que necesitaba crear hábitos clave que lideraran el proceso de cambio el cuál yo sabía que merecía tener.


Mi primer paso fue escoger 5 hábitos clave (en inglés los pueden buscar como keystone habits). Estos son hábitos que terminan impactando otras partes de tu vida sin tener que hacer un esfuerzo sobrehumano y tienen un efecto dominó. Estos 5 hábitos venían con métricas claras para poder al final del día establecer si los cumplí o no y siempre con metas alcanzables para no desmotivarme.


Los hábitos que determiné fueron:

  • Leer 20 min al día

  • Meditar 10 min al día

  • Hacer ejercicios mínimo 20 min al día

  • Estudiar 20 min al día

  • Journaling 5 min al día


Llevo un año con estos hábitos y los he cumplido en un 98%. El resultado ha sido realmente transformador. Siento mi mente reprogramada, puedo ver como estos 5 hábitos me aportan en lo que yo soy como persona, en como manejo mis relaciones (incluyendo la más importante que es conmigo misma) y en como defino esa paz interior. Me llevo dos grandes aprendizajes de este primer encuentro cercano con los hábitos:


  1. Sin autoconocimiento es difícil avanzar: Si no tomamos el tiempo para conocernos, identificar cuáles son nuestros valores humanos y como se “ven” los adjetivos del principio en vos, es muy fácil caer en juicios o en “deberías” culturales que no agregan valor a tu vida. Leer, meditar y journaling me acercan cada día a mí misma y de ahí se transfiere a poder vivir en congruencia con mis valores y diseñar mis días, meses y años. Explorate sin juicio, con valentía, con curiosidad y te prometo que te acercarás a la paz interior.

  2. Ser firme y flexible a la vez: La flexibilidad extrema limita, aturde y anula la responsabilidad que tenemos con nosotros mismos de nutrir nuestra verdad. Por eso me encanta esta idea de ser firme y flexible a la vez, les doy un ejemplo: Hago ejercicios todos los días y no importa que tipo de ejercicio ni a que hora del día. Me gusta hacerlo en la mañana y si un día se me complicó, no importa, lo puedo hacer en otro momento. La firmeza viene a responsabilizarte por la persona que querés ser y te aleja de las excusas que se te vienen a la mente. Acordate del propósito de tus hábitos y confiá en el proceso. Un poco todos los días lleva a grandes resultados.


Te invito a reflexionar e identificar que hábitos querés incorporar en tu vida y cultivarlos por un tiempo importante (3-6 meses). Cuando logrés reprogramar tu mente para no cuestionar los hábitos y que se conviertan en algo de tu día a día, vas a cosechar frutos inimaginables. La constancia es un súper poder escondido que todos tenemos, aprovechala.


Libros para profundizar:


Lucía Jiménez es mercadóloga de formación, tiene una MBA de UCLA y recientemente saco una Maestría en Transformacíon Digital en el IE. Es mamá de dos hijos menores de 5 años, Nicolás y Miranda, que le despertaron el amor por la educación de primera infancia y la necesidad de liderar con el ejemplo. Se considera una eterna estudiante, apasionada por los libros lo que la llevo a empezar un blog en Instagram donde comparte su recorrido a llegar a la meta de leer 100 libros en el 2021.


Podés seguir a Lucía en Instagram.

Si querés recibir en tu correo más historias de mujeres poderosas que estén luchando por un cambio en la sociedad y que inspiren a otras a hacer lo mismo, suscribite al newsletter de Círculos 3:33 aquí.

310 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Mi Embarazo