• Mujeres. Música. Magia.

10 Tips de Mercadeo para Tu Emprendimiento


Este 2020 ha sido un año de reinvención e innovación para muchas de nosotras. Los tiempos que hemos navegado sin duda pueden verse también como una oportunidad para crear y reinventarnos. Emprendimientos y proyectos de marcas y proyectos que hace rato queríamos llevar a la luz pero que estaban esperando su momento. Pues el momento llegó. Si no es ahora, ¿cuándo?

Yo soy Meme, Publicista y Mercadóloga. Además de liderar la estrategia de mercadeo en Hija de Tigre, soy apasionada por la comunicación, las ideas que conectan con el corazón de las personas y de los negocios.

Este texto está dedicado a todas esas mujeres valientes que se han lanzado al agua durante esta pandemia y han emprendido con sus proyectos. Muchas veces, la calidad de los emprendimientos es increíblemente buena, pero naturalmente al no ser expertas en comunicación, cuesta hacerle ver esto a los clientes potenciales. Por eso hoy quiero compartir con vos 10 tips básicos para la construcción de tu emprendimiento, desde un punto de vista de mercadeo y comunicación:

1. El nombre de tu marca: Muy probablemente, antes de conocer tu servicio o tu producto, conocerán tu nombre. El nombre de tu marca. Al darle tiempo y dedicación a este paso, vamos a construir una marca poderosa, que transcienda el pasar de los años. El nombre de tu marca es lo primero con lo que tus potenciales clientes van a conectar, pero sobre todo y lo más importante: Te debe representar. En una o en un par de palabras, debe representar el corazón de tu proyecto, e idealmente debe mover una que otra fibra de las personas en el momento que leen el nombre. Debe despertar curiosidad. En lo personal, considero importante evitar nombres que sean genéricos de la categoría a la que perteneces. También evitaría nombres que nos gusten únicamente sólo porque “suenan bien”. Si nos gusta la combinación sonora, está perfecto, pero tenemos que construirle un significado. Un paso importante para cerrar la fase de definición del nombre de la marca es el descriptor. El descriptor es esa oración que describe lo que tu producto o marca ofrece, ya sea a nivel literal o emocionalmente hablando. Yo le acostumbro llamar “el apellido” de la marca. El descriptor debe justamente hacer eso: describir lo que entregás, ya sea a nivel físico o a nivel emocional. El hacer este ejercicio te dará mucha claridad sobre quién sos como marca y qué podés hacer por los demás. Si te estás tirando al agua, viniste a resolver un problema, ¿cierto?

2. Identidad visual: Todo entra por los ojos y los emprendimientos no son la excepción. Tomarse el tiempo y dedicarle amor y esfuerzo a la creación del ecosistema visual de tu marca es un paso súper importante. En ese paso no sólo entra la creación del logo, si no los colores y el diseño gráfico en general que tu proyecto tendrá. ¿Cómo serán mis posteos? ¿Cómo se verá el empaque de mi producto? ¿Cómo sería una presentación virtual de mis servicios? Todo debe guardar perfecta armonía.

3. Definí tu audiencia: Hay muchos peces en el mar, y si no definimos exactamente a cuál grupo de peces le queremos hablar, posiblemente nuestro mensaje se perderá entre la marea. Un ejercicio sencillo para realizar este paso es hacer una lista que describa quién sería tu cliente ideal y otra lista que defina qué tipo de personas tendrían afinidad con tu servicio. Hacer este paso brindará mucha eficiencia a tu proceso de venta, trayendo así resultados más rápidamente.

4. Definí tu mensaje y sé consistente con él: Una vez tengas clara tu audiencia y la conozcas, pensá qué mensaje querés dar y cómo lo querés comunicar. Recordá que sólo vos poder dar tu mensaje, nadie más puede hablar por vos. ¿Qué quiero que mis consumidores recuerden siempre de mí? Cada vez que piensan en mi marca, producto o servicio: ¿Qué asociación quiero que se les venga inmediatamente a su cabeza? Ese es el mensaje de tu marca. Y muy importante: No se te ocurra cambiarlo todas las semanas. Tu mensaje puede y sin duda debe evolucionar, pero todo como un proceso paulatino, que vaya construyendo poco a poco.

5. Buscá ser única: La unicidad es de los ingredientes básicos y esenciales en una receta de mercadeo. Muchos podrán vender lo mismo que nosotras, pero entonces, ¿por qué deben escogernos a nosotras? La respuesta está en la unicidad de tu producto o tu servicio. El tener clara nuestra unicidad dentro de nuestra estrategia no sólo nos hace destacar de la competencia, si no también, nos blinda. La unicidad puede construirse al rededor del producto como tal o bien del mensaje que tu marca tiene.

6. La importancia del mix del contenido que vas a compartir en tus canales de comunicación: A veces pensamos que lo único que tenemos que compartir es nuestro producto o servicio como tal, pero la comunicación debe ir más allá. Pensemos en nuestro mix de contenido como un sistema solar, con varios planetas, varios elementos, todos igual de importantes. ¿Qué vendo? ¿Por qué lo vendo? ¿Por qué es diferente? ¿Cómo es el proceso de hacerlo? ¿Qué me inspira a hacerlo? ¿Dónde lo puedo comprar? ¿Cuándo cuesta? ¿Qué beneficios obtengo? ¿Qué aporta a mi vida? ¿Qué emociones siento cuando estoy en interacción con él? ¿Cuál es el resultado post uso? ¿Qué precio tiene? ¿Cuáles son las creencias como empresa que tengo? Y la lista sigue. Un tip para hacer esto es establecer ejes de contenido y enfocarnos en los mensajes que entran dentro de esos ejes. Así tenemos variedad, pero al mismo tiempo, precisión.

7. Dale tu toque personal: A las personas sin duda les gustará tu producto o servicio, pero creeme que más les va a gustar conocer la cara que está detrás de este emprendimiento. Date a conocer cada cierto tiempo, esto te permitirá conectar a un nivel más profundo con tu audiencia.

8. Experimentá y perdé el miedo: La única forma de saber si nuestras ideas o maneras de comunicarlas funcionan, es probando. No hay mejor momento para hacer pruebas que este: Como sociedad estamos viviendo una etapa donde gran parte de nuestra interacción humana se da a nivel virtual, así que debemos sacarle provecho a eso. Tenemos acceso a métricas y resultados que nos pueden ayudar a afinar la punta del lápiz. Si no sale como esperábamos, el resultado será aprendizaje y eso es lo que nos permite crecer.

9. Humanización - Conexión: Como último, pero no menos importante, debemos recordar que detrás de cada pantalla o posible transacción hay personas, así que es importante que dentro de nuestra estrategia haya una pizca de humanidad. Eso, al fin y al cabo, es lo que nos conecta y nos hace ser la sociedad que somos.

10. Responsabilidad Social Empresarial: Siempre he creído que nuestras marcas no son el destino final, sino un vehículo para construir cosas aún más grandes. ¿A quién puedo ayudar o apoyar con mi emprendimiento? Construí alianzas con alguna ONG, procurá apoyar de alguna forma a tu comunidad, entre otros.

Estoy muy feliz de compartir un poquito de lo que la vida me ha permitido aprender de mi pasión con ustedes. Les deseo de corazón todo el éxito del mundo con sus proyectos.


Melissa Quirós es publicista, mercadóloga, emprendedora y Directora de Marketing de Hija de Tigre. Es apasionada por la estrategia, la comunicación y los negocios. Junto a su marca, busca no solo empoderar a otras mujeres a ser su mejor versión cada día a través de distintas herramientas, desde la moda hasta elementos mucho más profundos, sino que sus alianzas estratégicas se concentran en mujeres que marquen la diferencia siendo únicas en su área, de tal forma que así se busque inspirar a más y más mujeres. Además, es co-fundadora de los Círculos 3:33.


Podés seguir a Meme en Facebook, Instagram o Twitter.

Si querés recibir en tu correo más historias de mujeres poderosas que estén luchando por un cambio en la sociedad y que inspiren a otras a hacer lo mismo, suscribite al newsletter de Círculos 3:33 aquí.

Con el apoyo de:

© 2020 derechos reservados Denoka Producciones, S.A - Hija de Tigre, S.A.